¿Por qué comenzar una psicoterapia?

Los estudios muestran que 80% de las personas que recurren a psicoterapia obtienen beneficios claros en su vida. Los objetivos de la psicoterapia son llevar una vida más feliz, saludable y productiva.

Psicoterapia Barcelona

¿Qué es la psicoterapia?

​La psicoterapia es un recurso específico en el ámbito de la salud mental para ayudarte a superar momentos difíciles: crisis personales que se pueden manifestar con baja-autoestima y conductas perjudiciales para uno mismo, problemas de pareja o separaciones especialmente dolorosas, estados de ansiedad o depresión, obsesiones y fobias que te paralizan.

Es posible que las manifestaciones psicológicas reciban un diagnóstico concreto (por ejemplo depresión, ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo, alimentario, etc) o que representen dificultades de la vida. En ambas situaciones provocan sufrimiento psicológico e impiden llevar una vida feliz.

La psicoterapia nos ayuda a entender lo que nos pasa y tener otra perspectiva sobre nuestros problemas, encontrar nuevas maneras de gestionar las dificultades de la vida, más adaptadas, descubrir y activar nuestras fortalezas así como los mecanismos psicológicos saludables necesarios para superar las adversidades.

Psicoterapia Barcelona

¿Cuándo se recomienda una psicoterapia?

​Puedes beneficiarte de la psicoterapia tanto si tienes un trastorno bien definido, como si estás atravesando un momento puntual difícil, como por ejemplo la muerte de un ser querido, el cambio de trabajo, un divorcio, etc.

En el siguiente listado encontrarás los estados en los que es altamente recomendable comenzar una psicoterapia:

  • Malestar o sufrimiento psicológico.
  • Tristeza, pérdida de la ilusión y de la capacidad para disfrutar de las pequeñas cosas que componen la vida.
  • Falta de confianza en tí mismo, autocrítica negativa la mayoría del tiempo y la incapacidad para identificar los aspectos positivos en la propia persona.
  • Estados de ansiedad intensa que te impiden salir de casa, relacionarte con los demás, viajar o desarrollar otras actividades cotidianas.
  • Pensamientos obsesivos sobre enfermedades u otras desgracias que te podrían ocurrir a ti o a tus próximos.
  • Conductas extrañas o repetitivas que necesitas realizar en situaciones determinadas para controlar tu ansiedad.
  • Padeces síntomas somáticos gastrointestinales, digestivos, cardiovasculares, insomnio o migrañas, sin una causa orgánica.
  • Tienes una valoración negativa de la propia imagen corporal, no te puedes mirar en el espejo y estás obsesionada/do por el peso. Frecuentemente te das atracones y posteriormente te sientes culpable y avergonzada/avergonzado.
  • El tabaco, el alcohol u otras drogas están perjudicando tu salud, te cuesta cada vez más moderar el consumo y un día sin consumir te parece imposible de llevar.
  • Últimamente has notado cambios en tu estado de ánimo, estás irritable y cualquier contratiempo se transforma en una discusión. Tienes conflictos frecuentes, en el ámbito familiar o al trabajo.

¿Funciona la psicoterapia?

Los estudios muestran que:

  • Los efectos generales de la psicoterapia son significativos y elevados en la mayoría de los trastornos.
  • Los efectos de la psicoterapia superan o son comparables a los efectos de los fármacos.
  • A corto plazo la psicoterapia tiene efectos comparables a los fármacos, pero a largo plazo es superior porque determina cambios duraderos y proporciona nuevas herramientas para afrontar las dificultades de la vida.
  • La mayoría de los pacientes que padecen depresión o ansiedad recuperan el nivel de funcionamiento adecuado en un periodo breve de tratamiento.
  • Los beneficios de la psicoterapia no sólo perduran, sino que se amplían tras finalizar el tratamiento, dado que el paciente aprende a manejar mejor sus dificultades.

Sesión Psicoterapia

¿Qué pasa dentro de una psicoterapia?

​La psicoterapia se basa en una relación de colaboración entre tú y el psicólogo, de manera que trabajando juntos puedas encontrar la solución a tus dificultades.

Dentro de la terapia el diálogo, en un clima de apoyo y aceptación, es fundamental. Los psicólogos utilizamos métodos y técnicas específicas, comprobadas científicamente para evaluar los problemas y proponer un tratamiento individualizado, adaptado a cada persona. Hacemos de guía en el camino tortuoso de las dificultades psicológicas y te ofrecemos nuevas perspectivas o estrategias de actuación.
A veces podemos identificar patrones de pensamiento disfuncionales o bloqueos emocionales y hacemos un trabajo específico para lograr los objetivos establecidos. De una sesión a otra prescribimos comportamientos o tareas. De esta manera aplicarás nuevas destrezas en tu vida personal y comprobarás si funcionan.

Al finalizar el tratamiento habrás solucionado tus problemas pero también habrás aprendido nuevas habilidades para afrontar con éxito situaciones de vida y problemas en el futuro.

Es importante saber que hay ciertos mitos sobre la psicoterapia:

  • Si tienes un amigo con quién hablar no necesitas ir a psicoterapia. FALSO
    El psicólogo está formado para tener una posición neutra, objetiva e imparcial. Está entrenado para hacer una evaluación detallada de los problemas psicológicos y de las características de personalidad del paciente, poner un diagnóstico y proponer un plan de tratamiento adecuado. Sabe estructurar bien la sesión, proponer reflexiones significativas que provoquen cambios de perspectiva o de patrones de pensamientos. Los métodos empleados son eficientes y tienen un apoyo científico. Es suficiente acudir a una sesión de psicoterapia para comprobar que el diálogo con el psicólogo es muy diferente de un diálogo con un amigo bienintencionado y conduce a efectos distintos.
  • En las sesiones de psicoterapia lo pasas mal. FALSO
    Uno de los indicios que la psicoterapia tiene buenas bases para funcionar es que te sientas a gusto con tu psicólogo y que el clima sea de apoyo, aceptación y comprensión. La mayoría de las veces saldrás de la sesión con más energía, confianza en tus propios recursos y nuevas habilidades. En la psicoterapia puedes necesitar conectar con emociones o episodios dolorosos, pero al final te sentirás aliviado/a y con la capacidad de gestionar mejor estas emociones.